0,00 €

No tiene artículos en su carrito de compras.


La Clave La Hidratación
Ayuda extra en brotes
Diversión bajo el sol
la hora del baño
Piel atópica bajo control

Piel atópica bajo control

Adoptar ciertas medidas preventivas en las rutinas diarias pueden ayudar a reducir la aparición de eccemas. Lógicamente todas las pautas están estrechamente relacionadas con los desencadenantes de los que hemos hablado anteriormente:

EN CASA

* Evitar en la medida de lo posible acumular polvo. No se trata de dejar la casa como un erial pero al menos, en su habitación, donde pasa más horas mientras duerme, evitar las alfombras o moquetas, las cortinas , cojines (y si las tenemos por supuesto que se puedan lavar en la lavadora con frecuencia…), las almohadas y edredones de plumas, estanterías repletas de libros y peluches por todos lados. No estaría de más conseguir que su muñeco favorito, ese al que se abraza mientras duerme, sea de algodón.

* Salvo que ya sean un miembro más de la familia, evitar el contacto cercano con perros, gatos, hámsters, conejos

* Utilizar ropa de cama de algodón y lavarla con frecuencia.

* Intentar no tener la casa demasiado caliente, manteniendo una temperatura de 20-21 grados, ni frío ni calor. ..tampoco queremos estar con catarros todo el invierno…

* Procurar no pasar la aspiradora o ponernos a reordenar armarios estando ellos en casa. Y después de hacerlo, ventilar bien.

* Ventilar bien y todos los días la casa, tanto en invierno como en verano.

EL ASEO

*Lo ideal es dar a los niños una ducha rápida (5 minutos) todos los días. En el caso de los bebés, añadir algún aceite hidratante en el agua de la bañera para suavizar. No más de 10-15 minutos de baño, por muchos “1 minuto más” que nos pidan…

* La temperatura del agua debe ser templada, unos 33 grados. El calor reactiva la inflamación y el picor.

* Utilizar productos adecuados para el cuerpo y el pelo/cuero cabelludo. Suaves, naturales, con PHs ligeramente ácidos y por supuesto sin tóxicos ni sustancias irritantes.

* En vez de esponja, utilizar las manos limpias para enjabonar.

* Secar con una toalla de algodón suave, a toquecitos, sin frotar.

* Aplicar el producto hidratante apropiado a continuación, con la piel algo húmeda, dentro de los 3 minutos siguientes a salir del baño.

* Mantener las uñas de las manos y los pies bien cortas y sin picos para evitar arañazos al rascarse

LA ROPA

· Utilizar prendas de algodón y fibras naturales suaves, y evitar las prendas sintéticas y de lana, que producen picores…olvidaros de esos jerséis ideales de cuello vuelto!

· No abrigarlos demasiado, ya que el calor propicia el picor y el sudor favorece los eccemas. Utilizar la regla de la cebolla, abrigando por capas, para poder quitar o poner para regular perfectamente la temperatura de su cuerpo en función de dónde estemos, su actividad física…

· Evitar exponer la piel al polvo o polen utilizando camisetas de manga larga y pantalones largos.

· Lavar la ropa que hemos recogido de una temporada a otra o cuando lleva tiempo en el armario. Lavar también las prendas antes de estrenarlas, para quitar el polvo que puedan haber acumulado en los almacenes

· Utilizar jabón o un detergente suave hipoalergénico para lavar la ropa y aclararla bien. Mejor no usar suavizantes ni lejía.

· Atención a los pequeños detalles:

  - Costuras prominentes en ropa interior o prendas un poco ajustadas.

  - Cremalleras que rozan la barbilla.

  - Quitar todas las etiquetas. Quitarlas es descoserlas, no cortarlas.

· Normalmente, el uniforme del colegio es sintético o con mezcla de lana, lo que no ayuda nada en el buen mantenimiento de la piel:

  - Comprar leotardos con el mayor % posible de algodón. Yo solamente los he encontrado en tiendas on-line…

  - Cuando llevan calcetines, hay que prevenir el eccema que se forma en el pliegue debajo de las nalgas debido a todas las horas que pasan sentados en contacto directo del tejido. Se puede poner un forro de algodón a la falda o utilizar culottes.

  - Poner una camiseta interior de algodón debajo de la camisa/camiseta del uniforme.

  - Forrar con un forro fino de algodón las mangas y perneras del chándal.

EL CLIMA

El clima frío y seco reseca mucho la piel, por lo que habrá que poner especial atención en las temporadas de invierno. 

En verano, el sol puede mejorar la DA aunque habrá que tener un cuidado especial con la hidratación para que la piel no se reseque más. Además, el tiempo de exposición debe ser moderado y vigilando la temperatura ambiental, ya que sabemos que el calor y el sudor son desencadenantes de picores y brotes…, a ver si va a ser peor el remedio que la enfermedad.

Por otro lado, habrá que proteger especialmente la piel de la radiación solar con cremas fotoprotectoras que solo tengan filtros físicos, no químicos.

Los baños en agua de mar pueden ser beneficiosos, aunque si existen lesiones puede provocar picor y escozor…seguro que alguna vez os habéis bañado en el mar teniendo una herida y entendéis a lo que me estoy refiriendo. No está de más un aclarado después del baño para quitar la sal y a continuación hidratar.

En cuanto a los baños en piscina, habrá que intentar (dentro de lo razonable, y teniendo en cuenta que estamos hablando de niños) hacer baños cortos, aclararse bien a continuación debajo de la ducha y finalmente…exacto! una capa de emoliente. Se puede aplicar una crema barrera antes del baño.

Como ya hemos reseñado, la primavera por la polinización y el otoño por los ácaros, suelen ser malas épocas para los niños atópicos.

EL DEPORTE

Aunque hemos comentado y seguramente vosotros mismos ya habréis observado, el sudor es uno de los principales desencadenantes de picor en los niños con DA. Sin embargo, no podemos restringir a los niños su actividad física o la práctica de deportes por varias razones:

El niño debe crecer y vivir con esta “peculiaridad” en un ambiente de total normalidad. Y no hay nada más anormal que un niño inmóvil.

El ejercicio físico debe formar parte esencial de nuestra vida, la de los atópicos y la de toda la humanidad, y qué mejor forma de adquirir hábitos saludables que desde la niñez.

Las habilidades de socialización y los lazos de amistad que se consiguen en muchos deportes serán pilares esenciales en edades más adultas, cuando la personalidad adquirida entra en juego.

 
Tienda Online desarrollada por Magestio.com