El Doctor Ramon Grimalt, profesor de Dermatología en la Universidad Internacional de Cataluña, nos advierte sobre algunos errores muy comunes que muchos padres de hormigas atópicas cometemos o hemos cometido alguna vez en relación con el momento del baño.

 A. Aunque parezca lo mismo, no es igual LIMPIAR Y DESENGRASAR. Y tener clara esta diferencia es muy importante en el caso del cuidado de la piel atópica.  

El film hidrolipídico es una capa de agua + aceite que tienen de forma natural las personas no atópicas y que protege la piel de las agresiones externas. 

Si yo cada día elimino la grasa de protección de mis piernas o de mis brazos, van a estar más expuestos al roce de la ropa, los pólenes de las plantas, el polvo doméstico, etc… Todo eso contactará directamente con mi piel y provocará irritación. 

La piel de las personas atópicas tiene deficiencia de esa grasa, de manera que el film hidrolipídico natural, que funciona como una barrera de protección frente a los agentes externos, no funciona correctamente.

En consecuencia, si utilizamos para su aseo diario un detergente -es decir, un producto que elimina la grasa- vamos a estar empeorando la situación.

Cuando llega la hora del baño, debemos hacernos a nosotros mismos la siguiente pregunta: ¿Estoy limpiando una parte grasienta o una no grasienta? Si no es grasienta, no necesito jabón

Entonces, ¿qué tenemos que hacer? Pues lavar con agua la mayor parte del cuerpo y enjabonar sólo las zonas grasientas, como los pies, los genitales, la zona perianal, las axilas y la cabeza. Pero no voy a tener que enjabonar la barriga, la espalda, los brazos o las piernas de un niño porque lo que haré es resecar una zona que en general no tiene grasa…salvo que le haya caído el plato de los macarrones por encima.

Además, para la limpieza de estas zonas grasas es muy importante que utilicemos productos suaves, sin detergentes agresivos ni ingredientes irritantes. Sin jabón, con alto contenido en aceites que refuerzan la barrera natural de la piel y que incluso no necesitan aclarado.

*En LA HORMIGA ATÓPICA podéis encontrar productos idóneos para el aseo diario de las pieles atópicas y sensibles en el siguiente enlace: http://lahormigaatopica.com/dermatitis-atopica-productos-recomendados/dermatitis-atopica-aseo.html

B. Poner una crema y enjabonar al niño al día siguiente

Si hemos aplicado una crema hidratante y emoliente al niño después del baño, ayudando así a reforzar su barrera natural y a retener la hidratación, y al día siguiente le bañamos otra vez enjabonando todo su cuerpo, estaremos cometiendo 3 errores importantes:

1º) Estaremos eliminando la capa protectora que ya habíamos creado.

2º) Como ya hemos comentado, al utilizar jabón estaremos contribuyendo a resecar su piel aún más.

3º) Tendremos que aplicarle otra vez crema hidratante por todo el cuerpo con lo que no estamos dejando que la piel se autoequilibre de manera natural.

Por no hablar del incremento innecesario del gasto en jabones y cremas que ya de por sí tenemos las familias con hormigas atópicas!!

C. Y no olvidéis estos CONSEJOS BÁSICOS para el aseo:

* Ducha rápida o baño de 5-10 minutos máximo por muchos “1 minuto más” que nos pidan…En el caso de los bebés, añadir algún aceite hidratante en el agua de la bañera para suavizar. 

* La temperatura del agua debe ser templada, unos 33 grados. El calor reactiva la inflamación y el picor.

* Utilizar productos adecuados para el cuerpo y el pelo/cuero cabelludo. Suaves, naturales, con PHs ligeramente ácidos y por supuesto sin tóxicos ni sustancias irritantes.

* En vez de esponja, utilizar las manos limpias para enjabonar.

* Secar con una toalla de algodón suave, a toquecitos, sin frotar.

* Aplicar el producto hidratante apropiado a continuación, con la piel algo húmeda, dentro de los 3 minutos siguientes a salir del baño.

* Mantener las uñas de las manos y los pies bien cortas y sin picos para evitar arañazos al rascarse

Os dejo el enlace aquí por si queréis leer la entrevista completa:

 http://farmacosalud.com/poner-una-crema-un-nino-con-piel-atopica-y-luego-enjabonarlo-es-una-absurdidad/